fbpx

¿Qué no puedo comer estando embarazada?

Cuando estamos embarazadas queremos cuidarnos y, sobre todo, cuidar a nuestro bebé, por eso ponemos especial atención en no hacer nada que pueda perjudicarle. Beatriz Robles nos explicaba en un post anterior, por qué el embarazo es un momento de especial importancia en todo lo referente a la seguridad alimentaria y cómo comer de forma segura durante el embarazo. En esta ocasión, nos responde a la eterna pregunta: ¿qué no puedo comer estando embarazada?

Comer sano durante el embarazo

¿Qué alimentos debes evitar estando embarazada?

Por muchas medidas higiénicas que apliques, hay alimentos que están completamente desaconsejados en el embarazo. Piensa que van a ser solo unos meses y, si ponemos en una balanza el riesgo y el beneficio de consumirlos, no merece la pena. Así que vamos a detallar qué no comer estando embarazada y qué comer.

Durante el embarazo no debes comer:

  1. Leche cruda o cualquier alimento derivado de ella. Esto incluye los quesos elaborados con leche cruda, aunque estén madurados durante más de 60 días. No te preocupes porque los identificarás fácilmente: en el etiquetado tienen que indicar “elaborado con leche cruda”.
  2. Quesos blandos como el de Burgos, azul…
  3. Fruta que se vende cortada, zumos sin pasteurizar (como los que se elaboran en el momento en el súper), frutas y verduras que no hayas desinfectado tú misma, ensaladas de bolsa.que evitar comer estando embarazada
  4. Huevo crudo o alimentos que lo contengan, como la mayonesa casera.
  5. Carne cruda o poco cocinada (tartar, carpaccio…), carne ahumada.
  6. Embutidos crudos curados como el chorizo, el salchichón o el jamón curado, fiambres loncheados: tradicionalmente se recomendaba congelarlos para evitar el riesgo de toxoplasmosis, pero la congelación no destruye las bacterias como la listeria, por lo que es un riesgo.
  7. Pescado crudo o poco cocinado como el sushi, el marinado o el ahumado. Marisco crudo o poco hecho.
  8. Pescados de las siguientes especies, por su alto contenido en mercurio: pez espada, tiburón, atún rojo y lucio (también debes evitarlos dutante la lactancia).
  9. Comidas precocinadas que se consumen frías.
  10. Alcohol o alimentos que lo pueden contener, como el kéfir o la kombucha. No hay consumo seguro de alcohol durante el embarazo.

¿Qué puedes comer estando embarazada?

Durante 9 meses, por seguridad y por  tranquilidad vas a evitar el Sushi, el tartar incluso el jamón. Piensa que, una vez que tengas a tu bebé en brazos podrás volver a comer de todo, eso sí con ciertas precauciones si optas por la lactancia. Ahora, ¿qué puedes comer embarazada?.

Durante el embarazo sí puedes comer:

  1. Frutas y verduras frescas que hayas lavado y desinfectado en casa: para la limpieza se recomienda el lavado bajo el grifo, desinfección sumergiendo las piezas durante 10 minutos en 3 litros de agua con una cucharada de postre de lejía que indique “apta para desinfección del agua de bebida”, y aclarado abundantemente de nuevo bajo el grifo.
  2. Zumos caseros siempre que hayas desinfectado las frutas.Comer de forma correcta durante el embarazo
  3. Lácteos hechos con leche pasteurizada. Para tu conocimiento, todos los yogures comercializados están elaborados con leche tratada térmicamente, así que no son un problema.
  4. Quesos blandos, carnes curadas, embutidos y fiambres siempre que los cocines y alcancen 71ºC. Por ejemplo, en croquetas, guisos…
  5. Salsa y mayonesas industriales: siempre manteniéndolas en el frigo una vez abierras y consumiéndolas en pocos días.
  6. Paté envasado e hígado: consumo muy esporádico por su alto contenido en vitamina A.
  7. Carnes, pescados, mariscos cocinados.
  8. Café: la dosis máxima segura de cafeína en embarazadas son 200 mg /día, unas 2-3 tazas.

Mantente lejos de las dietas de moda 

Se están popularizando numerosas dietas aparentemente saludables que pueden ser un riesgo para la población general y están especialmente contraindicadas durante la gestación.

Propuestas como el ayuno intermitente o las dietas détox no solo no tienen evidencia científica de su utilidad, sino que pueden provocar efectos adversos en la madre y en el bebé. 

Igualmente, debes evitar tomar complementos alimenticios por tu cuenta ya que algunos pueden afectar al desarrollo fetal como los que contienen vitamina A o los que incluyen ginseng en su composición.

Ante cualquier inquietud nutricional sobre qué no puedes comer embarazada, siempre debes consultar a tu ginecólogo o a un dietista-nutricionista colegiado.

Si quieres saber más sobre seguridad alimentaria en el embarazo, tienes información en la web de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición.

Beatriz Robles

Tecnóloga alimentaria. Dietista-nutricionista. Docente en la Universidad Isabel I. Autora de “Come seguro comiendo de todo” (Planeta).

 

Entrada anterior
Seguridad alimentaria en el embarazo. (Parte 1)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

15 − 8 =

Menú